7 Mil pesos al mes, asi es el salario de los profesionistas en México

Paulina Haros Arreola tiene 27 años, vive en la ciudad de Guadalajara, y es egresada de la licenciatura en Psicología y actualmente está estudiando una maestría en Terapia Familiar en la Universidad de Guadalajara.

Al terminar la licenciatura pensó que podría contar con un buen trabajo, bien remunerado y que se relacionara con sus estudios, sin embargo, al tener poca oferta laboral comenzó a trabajar en una empresa dedicada a aplicar exámenes psicológicos a choferes, por lo cual apenas recibe 7 mil pesos al mes desde hace dos años.3

“La verdad mi trabajo es un medio para obtener mi posgrado”, indicó Paulina, quien señala que al no contar con una beca, como la del Conacyt, tiene que valerse de sus propios medios para lograr una mejor preparación.

Pese a estar en una escuela pública, al semestre tiene que pagar una cuota de 12 mil pesos, sumado al gasto que hace en transporte público, libros, copias, comida y un largo etc., que al mes la representa unos 2 mil pesos más.

A futuro, cuenta, sus planes son “conseguir un trabajo donde mínimo gane lo doble. Uno o dos trabajos, porque a como veo las cosas creo que con uno solo no me alcanzará. Yo creo que con la maestría, mínimo, debería ganar unos 14 mil o 15 mil pesos”.

¿Hay oferta laboral para el campo en donde quieres trabajar?

“Pues no, no mucho. Hay algunos lugares pero no pagan eso, pese a que en un futuro cuente con un posgrado es a lo máximo que aspiro a ganar”.

¿Otros compañeros tuyos viven situaciones similares?

“La mayoría tiene trabajos peor pagados. Son pocos los que ganan más, la mayoría gana lo mismo que yo y otros mucho menos. Tengo una colega que trabaja en una escuela mucho más prestigiosa que yo y, híjole, la pobre está ganando unos 4 mil pesos al mes, obvio todavía vive con sus papás porque no puede pagar una renta. Ninguno de los que conozco de la carrera gana 20 mil pesos”.

Otro de sus compañeros, a quien sí le va un poco mejor, gana cerca de 15 mil pesos, “pero porque tiene dos chambas”, prácticamente está todo el día trabajando, asegura Paulina.

Paulina es un ejemplo de muchos de los recién egresados de una licenciatura que pese a contar con los estudios necesarios, se enfrentan a la realidad laboral llena de competencia, salarios mal pagados y horarios que van más allá de las ocho horas al día.

Por ello debe contar con una mejor preparación escolar, en busca de que con eso pueda acceder a un mejor sueldo, invirtiendo miles de pesos cada mes, para que al final, eso se vea remunerado.

Source :

http://www.mientrastantoenmexico.mx/